Bodas con niños o sin ellos

Cuando vas a celebrar tu enlace, puede que tengas claro que quieres invitar a los más pequeños, pero puede que lo que tengas más claro todavía sea todo lo contrario, que no serán invitados. En cambio, puede que estés con el dilema de bodas con niños o sin ellos.

Hay distintos factores que debemos tener en cuenta a la hora de plantearnos dicha pregunta. Entre ellos, es importante el lugar de la celebración. Si es un recinto al aire libre y grande, o uno cerrado y pequeño, si queremos una celebración íntima, o a la que acuda todo el mundo. Todos estos detalles son los que debemos considerar. Y si tenemos dudas y confianza, lo mejor es consultar a los padres su opinión, y luego decidir.

Para ayudarte un poco a solucionar dicho dilema, vamos a tratar de ofrecerte tanto las ventajas como las desventajas de contar con unos invitados tan especiales.

Ventajas y desventajas de bodas con niños o sin ellos

Ventajas

  • Son unos pajes estupendos y muy guapos.
  • Aportan alegría y diversión, puesto que son de lo más animados. E incluso siempre protagonizan anécdotas entrañables y divertidas.
  • Hay padres que no quieren o no pueden dejar a sus hijos con otros familiares, amigos o canguros, y los tienen que llevar a la boda, o no quieren o pueden asistir.
  • Son únicos para crear momentos especiales, puesto que son muy dulces y cariñosos.
  • La boda es una celebración del amor con los familiares y amigos más íntimos, y sus hijos también forman parte de tu círculo más cercano.

Bodas con niños o sin ellos

Desventajas

  • Los padres disfrutan menos y están menos relajados, puesto que tienen que estar totalmente pendientes de los niños.
  • Los horarios de los peques en cuanto a comidas se refiere son más rígidos, por lo que habrá que amoldar la celebración a ellos.
  • Se aburren rápido, por lo que hay que idear planes especiales para tenerlos entretenidos.
  • Pueden estar gritando, corriendo, jugando por todos sitios y que monten mucho alboroto.

Si sigues sin tenerlo claro, te ofrecemos soluciones para que los inconvenientes desaparezcan y todo el mundo pueda disfrutar y estar contento ese día.

Soluciones para las desventajas de bodas con niños o sin ellos

  • Contratar un servicio de monitores que se encarguen de los peques.
  • Organizar juegos, espectáculos, atracciones, talleres y actividades especiales con personal experto para ellos.
  • Si la boda es de noche, tener un espacio habilitado y vigilado por personal para que los niños descansen, mientras los padres siguen disfrutando.

Al fin y al cabo, se trata de que todo el mundo sea feliz, lo pase bien, y disfrute de un día tan especial. Así que en el tema bodas con niños o sin ellos, recuerda que vuestra decisión impera y no os pueden obligar a nada. Es vuestro día y todo el mundo debe respetarlo. Y no olvides los fabulosos Cubretacones para que tanto pequeños como mayores caminéis con total seguridad y elegancia, sea donde sea el lugar de celebración de la ceremonia nupcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *