Cómo organizar una comunión diferente

Cómo organizar una comunión diferente

¿Deseas saber cómo organizar una comunión diferente y especial? Veamos a continuación qué puedes hacer para que la celebración sea distinta a lo que vemos de manera habitual.

Recuerda que tu pequeño se merece lo mejor. Así pues, opta siempre por escuchar a tus hijos. Ellos saben lo que quieren, qué les gusta y con qué sueñan en un día tan especial como este.

Descubre cómo organizar una comunión diferente y especial

Y ahora, veamos ya cómo organizar una comunión única que se diferencie por completo de lo habitual. Toma nota de estos consejos.

Para la celebración

Sorprende con el espacio. Lo habitual es ir a un salón de celebraciones, restaurante, etc. Pero, ¿tienes una casa bonita con un jardín único? ¿Algún amigo o familiar te puede prestar su vivienda, chalet o dúplex con espacio suficiente? Si es así, opta por esas posibilidades. Podrás crear espacios especiales y únicos, zonas diferenciadas, etc.

Personaliza cada detalle

Si sueñas con una comunicación diferente, recuerda personalizar cada detalle. La mejor manera es dejar tu sello o firma en todo. Tal vez el nombre del niño, la fecha, un dibujo propio, la elección de regalos muy originales, como los que puedes encontrar en nuestro catálogo, etc.

Comida espectacular

Es cierto que los niños no suelen comer demasiado en las comuniones y fiestas similares. De todas formas, es bueno que propongas un menú atractivo y llamativo, tanto para los más pequeños como para los mayores.

Además, puedes apostar por un bufé. Pon varias mesas con diversas comidas y bebidas y deja que los invitados elijan. Añade alimentos fáciles de consumir, que estén ricos y que sean saludables. Por ejemplo, mazorcas, hojaldres, ensaladas…

Candy bar

El Candy bar o mesa dulce aparece ya en todas las comuniones, o en muchas de ellas. Lo normal es añadir golosinas y tal vez una fuente o fondue de chocolate. Pero puedes apostar otros elementos, como la fruta, los gofres y las crepes, las galletas y cremas…

Photocall

El photocall es un elemento que cada vez está más presente en cualquier celebración. Es divertido y para los niños se convierte en un juego más. Se lo pasarán genial haciéndose fotos muy diversas que podrán editar después añadiendo decorados y diversas cositas geniales para echar unas risas de lujo.

Fotos y más fotos

Pero, si quieres una sesión de fotos atrevidas y divertidas, puedes optar por contratar a un especialista. Con un fondo verde o azul, puedes editarlas después, incluso en el mismo momento, para que queden perfectas añadiendo fondos diferentes, de esos un poco locos que dan mucha risa a los pequeños.

Luego, crea un álbum original con todas las tomas que has capturado durante el evento. De esta forma, sobre todo si elegiste un lugar curioso para la comunión diferente, como la playa, un bosque, un jardín o el campo, tendrás una sesión fantástica para inmortalizar.

Sea como fuere, recuerda pensar en lo que querrá tu hijo, hablar con él y adaptarlo a sus gustos. Así tendrá una comunión diferente, original e inolvidable. Ahora, ¡a disfrutar con todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *