La boda en otoño

Otoño es una época donde se producen muchos cambios, nuevas experiencias y como no, bodas. Todavía hay una serie de mitos sobre los enlaces en esta época del año que vamos a desmentir para que sepas la manera de planificar tu día. Presta mucha atención a nuestros consejos, quizás te sean de ayuda.

Los meses de la época otoñal son perfectos para realizar una boda, siendo muy agradables todavía las temperaturas. Los precios de los banquetes suelen ser más ajustados y tenemos unos colores otoñales que sin duda son magníficos para inmortalizar el momento de la celebración.

Hacer tu boda en otoño es una interesante opción

Se suele pensar que en otoño solo encajan los colores tierra en sus múltiples tonos, pero no es necesario. Existen tonos bastante más alegres y divertidos que darán a tu boda una gama cromática bastante más original. El marsala ahora también se lleva bastante, aunque luego también tienes opción de optar por otros colores como pueden ser los ocres, mostaza, grises, platas o varias tonalidades de verde.

En otoño, no lo vamos a negar, las temperaturas bajan y comienzan a ser más abundantes. Este tiempo, a pesar de esto, tiene un clima suave en nuestro país, por lo que no deberías decantarte por vestidos de novia que tengan telas muy pesadas o recursos que usarías para una boda en invierno, ya que lo más posible es que no sean necesarios.

Ropas otoñales

Al igual que la decoración de la boda no hace falta que vaya acorde con la época fría porque realmente no lo es, tu pareja e invitados pueden optar por recurrir a los look frescos y veraniegos.

En el caso del traje de novio y del resto de hombres, no hace falta que sean oscuros. Las invitadas, caso de madrinas o damas de honor, todavía pueden ir en tirantes o vestidas en favorecedores colores vivos.

Hay que tener en cuenta que, aunque haga algo más de frío, si quieres celebrar la boda al aire libre no hay por qué renunciar a ello. Debes tener en cuenta que muchas veces el ambiente en otoño es bastante más agradable que en verano. Eso sí, hay que tener muy clara una alternativa si llueve, refresca o hace viento. Los salones interiores, carpas o mantas para cada invitado es lo más lógico por si el tiempo no acompaña. Y para los zapatos, no te olvides nunca de obsequiar con un lindo cubretacón para evitar que se estropee el calzado de tus invitadas.

La boda en otoño

Ricos menús otoñales

En los menús de boda en otoño, se opta por frecuencia por los platos calientes, aunque no hace falta que te ciñas exclusivamente a esto. También te puedes decidir por arriesgar un poco y, si realmente tienes ganas de poner un plato frío, puedes hacer caso a tu paladar.

Aunque las bodas en verano son mayoría y en gran parte de España el tiempo que suele hacer es magnífico, cada vez ha ido aumentado más el número de parejas que se deciden por celebrar su matrimonio en otoño. Y es que esta es una estación que por la suavidad del clima y los precios más baratos, está teniendo mucho éxito en este sector. ¿Te animas a hacer tu boda en otoño?

Send this to a friend