Los puntos del exitación – ;

“Luís no es que sea muy guapo, no poseemos varios deseos en común, mas es tan habilidoso en cama que me hace vibrar de exitación” –me confesaba no hace bastante Eva, una compañera de trabajo. “¿Hablamos de una suerte de fuerte semental?” –le pregunté curiosa. “Que va, es un apasionado especial, un ingeniero del amor que trabaja con destreza esos puntos que me hacen perder la cabeza” –me aclaró resuelta. “¿Se puede entender cuales son?” –me interesé. Y pasó a contarme su vivencia.

“La primera oportunidad que nos acostamos aprecié que a le agradaba tomar la idea y me dejé llevar. Cogió mi mano y empezó a relamer la palma y entre los dedos con la punta de la lengua ocasionando en mi una reacción intensísima. Ahora me estiró el brazo y recorrió con suaves besos su cara interna desde la muñeca hasta la axila. creía que iba a perfeccionarse en mis pechos mas continuó hasta el cuello y la región de atrás de las orejas para bajar toda la espalda realizando suaves presiones con los dedos y la boca. Me acarició las nalgas con los labios y descendió por la una parte de atrás de mis piernas hasta llegar a los pies. Allí se detuvo y estiró de mis dedos uno a la vez ejercitando una despacio presión. Entonces me dio la vuelta y empezó a divertirse con su lengua entre mis muslos. creía que iba fallecer de exitación en ese instante. Ahora recibí la sesión de sexo oral más increíble de mi vida que me llevó a un orgasmo de fuegos artificiales” –narraba Eva.

La piel que cubre nuestro cuerpo se considera un fuerte órgano sexual con la capacidad de hacernos presenciar múltiple experiencias

Semanas después,tras numerosas sesiones de sexo increíble Eva deseó saciar su curiosidad y le preguntó a Luís sin más ni más: “¿es el punto “g” lo que me hace volar?”. Luís negó sonriendo y se lanzó con la explicación: “el punto “g” está realmente bien, a fin de que te hagas un concepto está ubicado como a medio dedo de la entrada de tu vagina, es del tamaño de una almendra y al excitarlo sientes una suerte de calor que se nucléa en la región de forma intensa. Mas hay considerablemente más. Un tanto más atrás, mas al mismo nivel, se oculta el punto “a”, que te ofrece un plus de lubricación y posibilita la consecución de numerosos clímax. Entre los labios superiores, cerca del clítoris, está el punto “o bien”, que se dilata por fricción y te brinda ese satisfactorio hormigueo en el momento en que te sientas sobre mi. El punto “k” está en un espacio profundo, en lo prominente de la vagina, y aunque no es simple explorarlo, una vez estimulado te puede conducir a sitios que no habías ni soñado” – acabó Luís. Para hallar gozar en plenitud de nuestra sexualidad es considerable entender proporcionarse exitación a uno mismo

Eva, alentada frente sus novedosas perspectivas, empezó a gozar de su sexualidad de una forma abierta y irrefrenada. Fue en ese instante en el momento en que decidió examinar por su cuenta. “La verdad es que si conoces bien tu cuerpo y sabes como y donde procurarle exitación, la penetración llega a transformarse en algo accesorio. Aprendí a sacar partido que todo cuanto mi cuerpo puede ofrecerme, que es bastante. Lo considerable es sentir curiosidad, tener ganas de estudiar y lanzarse a la piscina. Hay un cosmos por examinar y no deseo perdérmelo” –concluye.Este gel de frambuesa estimulador del exitación refresca y genera un hormigueo en las ubicaciones erógenas

No puede copiar el contenido de esta página
Send this to a friend