Luna de miel en crucero, los destinos más especiales

Un inmejorable momento para hacer un crucero es la luna de miel. Se puede combinar el placer de relajarse en alta mar con conocer espectaculares lugares nuevos. En esta aventura puedes vivir experiencias de gran magia, relax y mucha diversión. Se pueden hacer tanto actividades como buscar la tranquilidad total.

Una luna de miel completa

Existen muchas actividades para poder hacer en pareja y donde el romanticismo cobrará protagonismo. Terapia de piedras, clases de baile, solárium o sesiones de fotos. La gastronomía y una amplia oferta de restaurantes para poder desayunar, comer o cenar también está disponible.

En muchos cruceros, los recién casados disfrutan de paquetes especiales, con champagne, desayuno en cama e incluso retrato en un marco de fotos. Existen posibilidades de lo más variadas, como poder decorar el camarote, enviar flores, etc. Todo con el fin de que la experiencia de la luna de miel sea inolvidable, que es lo que se busca en un viaje de este tipo.

Crucero por el Mediterráneo

Esta es una magnífica oportunidad para descubrir países como Italia, Grecia, Turquía, Croacia, etc. Un mar tranquilo, cielo azul y noches llenas de estrellas que colaborarán a que vuestro viaje sea muy romántico.

Cada país tiene su personalidad propia, pudiendo visitar ciudades como Barcelona, Florencia, Roma, Atenas o Estambul. Sin lugar a dudas algo inolvidable.

Crucero en las Islas Griegas

Unas 6000 islas forman este archipiélago, donde se puede aprovechar además para ver lugares tan especiales como Corfú, Santorini, Mykonos o Katakolon. Rincones con un patrimonio arqueológico inigualable, donde la naturaleza más auténtica y playas de ensueño se juntan con una vida nocturna sin igual si uno lo desea.

Crucero por el Caribe

Es uno de los destinos de cruceros más solicitado. Playas de postal, sol y esas aguas color turquesa. Además, el encanto del estilo de vida local y la paz que transmiten lo hacen muy atractivo. Se pueden hacer visitas tan interesantes como ver a los flamencos de Bonaire, visitar Curasao y sus Cuevas de Hato o las Cuevas de Belice. En México se puede ir en catamarán por la Costa Maya, explorando los cenotes formados por la filtración de agua en la piedra caliza durante miles de años, o hacer snorkel en Gran Caiman.

Luna de miel en crucero, los destinos más especiales

Otro de sus atractivos en la pequeña playa de Philipsburg en St Maarten. Cuenta con gran fama por tener un aeropuerto al lado, ya que los aviones vuelan a pocos metros de los bañistas. En Jamaica podemos disfrutar del ambiente especial de aquel país y saber más sobre Bob Marley si somos fans de ese mítico músico… y si no, también, pues es una leyenda.

Crucero por el norte de Europa

Este sería un crucero que nos puede llevar por las zonas más remotas del planeta, donde los paisajes y la naturaleza son excepcionales. Es caso del Círculo Polar Ártico o los famosos fiordos noruegos. Además, conocer Estocolmo, Helsinki o San Petersburgo, es toda una experiencia para el visitante. Existe la oportunidad de conocer la Sala de Conciertos de la capital sueca, famosa por ser donde se realiza la ceremonia del Premio Nobel.

Así que manos a la obra. Prepara una boda de ensueño, consigue tus cubretacones para encantar a tus invitadas y vive una luna de miel, en resumen, de las que no se olvidan, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *