Renueva tus votos matrimoniales

Renueva tus votos matrimoniales

¿Quieres volver a celebrar tu boda? Pues no tienes por qué privarte. Lo puedes y lo debes hacer, porque no hay nada más bonito que volver a reafirmar el amor que sientes por tu pareja después de varios años casados. Por eso, aprovecha y renueva tus votos matrimoniales, nosotros te explicamos qué es y cómo hacerlo.

Aunque no es una ceremonia muy practicada, es de las más bonitas que hay. Te decimos en qué consiste por si te animas.

En qué consiste la renovación de los votos matrimoniales

Se trata de una ceremonia en la que la pareja, transcurridos unos años después de la boda, vuelve a realizar las promesas que se hicieron cuando contrajeron matrimonio. Por lo tanto, su duración es menor ya que el acto principal es la renovación, a diferencia de cuando se contrae por primera vez, que es más extenso. Aunque podéis hacerlo lo largo que os apetezca.

Por tanto, incluye el intercambio de anillos también, puesto que es ese el momento en el cual se renueva la promesa de amor, fidelidad y respeto entre los miembros de la pareja. Y en vuestra mano está volver a usar las mismas alianzas, o escoger unas nuevas para tener las de la primera celebración y las de la segunda. O cambiarlas por unas más modernas que os gusten más o incluso que os vengan bien si se os han quedado pequeñas.

Renueva tus votos matrimoniales

Esta puede ser religiosa o no serlo, eso lo decide la pareja, ya que no es nada oficial, y por tanto no hay que acudir a ningún organismo, es decir, ni juzgado, ni ayuntamiento ni nada. Se trata de un acto privado, por lo que vosotros elegís la manera en la que queréis realizarlo.

Muchas parejas suelen hacerlo coincidir con alguna fecha que resulte significativa para ellos, bodas de plata, de oro, un viaje que para ellos resulte especial… Pero cualquier momento que os apetezca es bueno.

Renueva tus votos matrimoniales, te explicamos cómo hacerlo

Os vamos a explicar cómo hacerlo según sea una ceremonia religiosa o no.

Ceremonia religiosa

En este caso, deberéis ir a la iglesia o centro religioso donde queráis celebrarlo para hablar con el encargado y acordéis cómo se van a llevar a cabo. Si queréis que la ceremonia sea larga o corta, si hay lecturas, la música, etc.

Si os hace ilusión, puede ser el mismo sitio que la primera vez, y si no, podéis cambiar a otro distinto. Os darán cita con día y hora, os pedirán el certificado de matrimonio para que acreditéis que estáis casados.

Ceremonia no religiosa

En este caso deberéis elegir el sitio que más os guste. Si es un restaurante, hotel o establecimiento de cualquier tipo, tendréis que hablar con el encargado para reservar fecha y organizarlo de la manera que queráis.

Si es un lugar público y queréis montar algún tipo de decorado y vais a ser un grupo numeroso, hay que ir al ayuntamiento para solicitar el permiso pertinente.

La puede celebrar quien vosotros queráis y podéis leer poemas, poner la música que os guste, que os hagan discursos, etc. Lo que más os apetezca.

La renovación durante un viaje

En este caso, os tendréis que poner en contacto antes de realizar el viaje con el lugar donde lo queráis hacer. Lugar religioso, hotel, centro lúdico, etc. Pedir permiso y organizarlo todo, de modo que cuando lleguéis solamente haya que dar los últimos retoques.

Renueva tus votos matrimoniales y vuelve a vivir uno de los momentos más románticos de tu vida. Y, por supuesto, para que nada falle, lleva Cubretacones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *