Zapato de novia plano o de tacón. ¿Qué me pongo?

Va a llegar tu gran día, quieres ir perfecta y… ¡no es para menos!, todas las miradas se dirigirán a ti. Te imaginas caminando hacia el altar, con seguridad, con elegancia, bellísima. De ahí la vital importancia del zapato de novia. Pero ¿plano o de tacón?, ¿cuál de ellos elegir?

Antes de lanzarnos a la elección perfecta, tenemos que tener en cuenta diversas consideraciones, caso de tu altura, tipo de vestido, la costumbre de llevar tacones, etc.

Diferencias entre zapatos planos y de tacón

Lo primero que vamos a ver son los beneficios y las desventajas de uno y otro.

Beneficios de llevar zapatos de novia de tacón

Hay mayor variedad donde elegir, hacen sentir poderosa, alargan las piernas, te hacen más alta, hacen que camines más derecha, aportan confianza, proporcionan un toque sexi y sofisticado, realzan las curvas, estilizan, etc.

Lo cierto es que no son pocas las ventajas que tiene el tacón, ¿verdad?

Desventajas del uso de tacones en tu boda

Principalmente el dolor de pies, porque no hay nada peor que no poder disfrutar de ese maravilloso momento porque no te puedes mover y seguro que quieres alargar el día lo máximo posible. Inseguridad al andar si no estás acostumbrada. Posibilidad de torceduras o esguinces de tobillo si das un mal paso. También pueden provocar dolores musculares.

Estos inconvenientes nos pueden hacer decantarnos por un zapato de novia plano, por eso vamos a ver también las ventajas y desventajas que tienen estos.

Ventajas de ir plana en la boda

La principal ya te imaginarás cuál es, comodidad, sin lugar a dudas. Con un zapato de este tipo no hay manera de que te canses y podrás bailar todo lo que te pongan. También dan un toque romántico y dulce a tu look nupcial. Caminas más tranquila porque el riesgo de caídas y torceduras casi desaparece.

Desventajas de no llevar tacón

Te hacen más bajita y menos estilizada. Aportan menos estilo al caminar. Pueden provocar dolor en el talón y en la musculatura de las pantorrillas. Y si el vestido es largo, corres el riesgo de pisarlo. Hay menos variedad en el mercado.

Difícil elección, ¿no? No te preocupes, no es tan complicado. Vamos a ver en qué basar nuestra elección.

Qué zapato de novia me pongo, ¿plano o de tacón?

Para elegir vamos a tener en cuenta los siguientes factores:

La costumbre de llevar tacones

Si normalmente vas plana, lo mejor es no ponerte un taconazo altísimo. ¿El motivo? Probablemente vayas incómoda, te duelan los pies enseguida o no sepas caminar. Son distintas posibilidades que pueden estropear tu gran día.

Zapato de novia plano o de tacón. ¿Qué me pongo?

En este caso puedes elegir zapato bajo o bien con un poco de tacón, sin necesidad de llevar algo muy elevado. Te sentirás cómoda y muy guapa. Además, hay diseños que son una auténtica maravilla.

Un consejo, póntelos antes de estrenarlos y entrena por tu casa. Así el día de la boda los llevarás más cómoda.

El largo del vestido

Si tu vestido es muy largo, lo mejor es decantarte por algo de tacón. No necesariamente tiene que ser muy alto, puede ser de tamaño medio.

Recuerda siempre probarte el vestido con el zapato de novia que vayas a llevar para que te adapten el bajo.

Y por supuesto, lleves el tacón que lleves, puedes celebrar tu boda donde quieras, playa, campo, césped, etc., porque los cubretacones se encargan de que no tengas problema y camines como una auténtica modelo. Tú solo disfruta a tope de tu día.

Send this to a friend