Abanicos con fundas de ganchillo como obsequio para las convidadas

Nestor le solicitó matrimonio a Santurrones en un viaje a Londres, tras estar juntos solo tres meses. “Nuestra historia es cortita, mas intensa”, afirma Santurrones, que ahora está en plenos preparativos para la boda que se festejará en el mes de junio del año próximo.

Me alegra mucho que Beatos haya decidido comunicar sus vivencias, nervios y la alegría de los preparativos de su boda con en el weblog. De a poco nos irá contando cómo avanza la organización de su link… cómo prepara su personal “Weblog de Bodas “. Quisiera que esta novedosa sección les agrade, y paso la palabra a la novia.

Siempre he soñado con mi boda. He planeado bastante como deseaba que fuera todo y una cosa que siempre he tenido clara es que, de obsequio para las chicas, deseaba ofrecer algo útil, algo que mis convidadas logren utilizar siempre y cuando deseen. De ahí que y por el tiempo de la tierra donde vivo pienso que un abanico es muy correspondiente.


Existen muchos géneros de abanicos, de cualquier manera, colores y costes. Tras buscar bastante me percaté de que algo que se ve tan simple como un abanico no es de este modo.

En todos y cada uno de los sitios que preguntaba los venden en lotes de colores surtidos o bien en color madera y los deseaba todos blancos. Recorrimos todas y cada una de las tiendas de detalles de boda de donde vivimos y nada. Por último los podemos encontrar en un almacén de venta al por más grande que me hicieron el favor de buscar todos y cada uno de los blancos y juntarlos a fin de que fuesen todos iguales.


Ahora tenía los abanicos y en este momento había que personalizarlos. Además observamos varias cosas a conocer que podíamos hallar, lo más usual es una bolsa para el abanico, mas ninguna me persuadía. Hasta el momento en que mi madre, que es una especialista en llevar a cabo ganchillo, me dio la iniciativa: “¿Por qué razón no hacemos las fundas de ganchillo?”, y de esta forma fue. Comenzamos a ver entre las cientos de gaceta de ganchillo que tiene mi madre, intentando encontrar puntos y géneros de fundas para seleccionar una que viniese bien para el abanico y que no fuese un punto bastante difícil. Es algo que tiene bastante trabajo, mas vale la pena puesto que quedan súper autenticos y personales.


Pienso que a todas y cada una les gustará el obsequio, y seguramente lo van a requerir porque nos casamos en Junio y por la mañana, por aquí (Jerez) en esa fecha ahora se aprecia el calor del verano y el complemento infaltante es el abanico. No pienso que sea algo que después se vaya a quedar en un cajón sin emplearse y es justo lo que deseaba.


Quisiera que les agrade, aquí tenéis el resultado:

Hasta la próxima, Santurrones

No puede copiar el contenido de esta página
Send this to a friend