ALT-J, un comando explosivo – ;

Bizarrismo eclesiástico en el tema Fitzpleasure, de ALT-J

…algo a eso que le he estado dando vueltas a lo largo de este verano: molan los macro-festivales de música??? (uséase Primavera Sound, Coachella, Sónar, etc…)

A mí ahora no tanto… Las causas que puedo refererir son muchas, aunque para ser franco, en el final me doy cuenta que el inconveniente no es el festival, sino más bien . Y lo que sucede es que ando ahora un tanto más grande para estos saraos… Valga como un ejemplo, este verano asistí al BBKlife – Bilbao para poder ver a mi conjunto del alma, Radiohead, y en el momento en que doblé la esquina para dirigirme al ámbito grande donde estaban a puntito de tocar, los miles de individuos con los que me topé me provocaron alguna ansiedad… Me fui en el fondo completamente, y de mala forma proseguí el concierto como pude…

Justo es confesaros que en todos estos festivales (que he ido a varios de frecuentemente) me lo he pasado como un auténtico enano… He visto grupazos y he sudado la remera como en pocos sitios. Y es cierto que esa “celebración/comunión” de ver al conjunto que te encanta cubierto de 50.000 personas tiene su aquel… Aunque insisto, en el momento en que eres joven.

Porque como afirmaba, ver a un grupazo cubierto de 50.000 fervientes groupies puede estar bien, mas si lo ves entre otras cosas en una isla enana en la mitad del mar, atardeciendo, y cubierto de no más de 300 personas, la vivencia puede ser ahora mística… Hacerse más grande tiene sus cosillas buenas, y charlar de es el propósito primordial de todo lo mencionado; hablaros de un grupazo al que tuve la gran suerte de comprender en un exquisito concierto un tibio día de julio.

En el fondo, la Isla de San Simon, en la ría de Vigo

El festival al que me refiero es el SIN SAL en la Isla de San Simon, Vigo.

No haré una crónica del festi, porque les podría aburrir, mas comentaros solo que este festival tiene sitio en una muy bella y minúscula isla en medio de la ría de Vigo (unicamente se ingresa en barco, etc..) y tiene otra característica que acercamiento espectacular: el letrero no se destapa hasta exactamente el mismo día del festival! Ya que bien, ahí fue donde gocé de entre los recitales del año (eso, ahora sabéis, isla, ría de Vigo, 150 personas, atardece, es verano, y no das crédito a eso que estás viviendo…)

Alt-J son Joe Newman (vocal), Thom Green (batería) Gwilym Sainsbury (bajo y guitarra) Gus Unger Hamilton (teclados y coros)

El conjunto en cuestión se denomina ALT J (comando del teclado Mac para el triangulito “delta” – Δ). Ya que bien, Alt J son 4 chavales que se conocieron en la Facultad de Leeds (Reino Unido) y que con su primer disco An Awesome Wave (Infectious 2012) han acaparado encomios por doquier. El disco tiene algo de “trip pop orgánico” (término que me acabo de inventar y también procura detallar una suerte de trip hop popero, que parece sonidos electrónicos tocando aparatos o bien instrumentos que no lo son) El disco suena realmente bien y a varias cosas, a Radiohead, a The xx o bien Wild Beasts por refererir ciertas. El falsete de su cantante, Joe Newman, trabaja perfectamente con sus armonías. Alt-J, un comando explosivo

Aquí les dejo unos cuantos vídeos suyos que no tienen desperdicio; estética y temática no les van a dejar indiferentes…

Send this to a friend