Ventajas de una boda en verano

Durante la época veraniega se producen muchos enlaces, y es que resulta ser un momento muy acertado. Te contamos las ventajas de una boda en verano.

Hay gente que piensa que es la mejor estación del año para el “sí quiero”. Aunque realmente, cualquier momento es bueno para celebrar el amor. Pero lo cierto es que puede dar mucho juego debido principalmente al buen clima. Vamos a ver por qué es tan especial esta época.

Ventajas de una boda en verano

Buen tiempo

Sin duda, es la ventaja primordial. Es el mejor momento para celebrar el enlace al aire libre. Se puede realizar en cualquier lugar como la montaña, el campo, el bosque, la playa, etc. Se debe al clima tan benigno. Eso sí, debes tener en cuenta que hay que tener claro el tipo de clima que hay para evitar los momentos más calurosos. Y, si ese día hace mucho calor, has de tomar precauciones, como poner una carpa que resguarde del sol, dar bebidas frías a los invitados, e incluso proporcionar sombreros, abanicos y gafas de sol.

Más horas de luz

Al disponer de más horas, podréis tener varios momentos mágicos llenos de luz para haceros preciosas fotografías. Tomad buena iluminación gradualmente hasta concluir con un magnífico atardecer.

Es más fácil asistir para los invitados

Si hay invitados que residen fuera, o que trabajan durante el fin de semana, será genial. Probablemente, les resulte mucho más fácil pedir unos días de vacaciones y así asistir sin ningún tipo de problema y con más tranquilidad al enlace. E, incluso si decides hacer una pre o post boda, también podrás contar con ellos. No olvides avisarlos con tiempo para que no se queden sin alojamiento.

Las novias lucen espectaculares

Además de lucir un favorecedor bronceado que resaltará el vestido totalmente. Y también las posibilidades respecto al tipo de modelo aumentan, ya que hay mayor número de diseños que te puedes poner, más tipos de escote, complementos más vistosos al no tener que ir abrigada, y tejidos más frescos que tienen mucho movimiento.

Ventajas de una boda en verano

Luna de miel más larga y más tiempo para los preparativos

Lo más normal en esta época es tener vacaciones, que sumadas a los 15 días que tendrás de permiso por contraer matrimonio, te ayudarán a que los días previos estés más tranquila si no estás trabajando, y puedas organizar cosas de última hora. Y, por si esto fuera poco, puedes encadenar con una luna de miel que se prolongue más días, y podréis elegir un destino más alejado.

Vestuario más alegre para familiares y amigos

En verano apetecen los colores más vivos, los diseños más juveniles, hay más variedad, y todo eso queda genial en las fotos. Además, es un momento perfecto para lucir zapatos maravillosos. ¿No te atreves por el tipo de suelo? Tranquila, no hay problema. Con Cubretacones pisarás con muchísimo estilo y gracia cualquier superficie.

¿A que después de ver las ventajas de una boda en verano te han entrado ganas de casarte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *