Prendas que no debes llevar a una boda

El look de invitada a una boda es uno de los que más ilusión hace y al mismo tiempo más favorece, pero más calienta la cabeza. Para ayudarte, te vamos a decir ciertas prendas que no debes llevar a una boda para que triunfes por todo lo alto.

No siempre es fácil. Como invitada quieres impactar, pero claro, sin pasarte. De hecho, una de las máximas es que menos es más. Vamos a ayudarte a elegir descartando aquello que no es aconsejable.

Prendas que no debes llevar a una boda como invitada

Vaqueros

Son muy cómodos, es verdad, e incluso da lugar a combinaciones asombrosas y muy especiales, pero nunca en ceremonias.

Precaución con los vestidos que son excesivamente cortos

No es que debas renunciar a un vestido corto y ponerte uno largo, pero para una ceremonia mejor un corto no excesivo. Es preferible ir elegante, sofisticada y femenina, antes que incómoda porque se te puede ver todo a la más mínima.

No mostrar el sujetador

Estamos de acuerdo en que hay tejidos transparentes muy bonitos y elegantes, pero si los vas a usar para asistir a un enlace, es mejor insinuar que mostrar tu pieza de lencería por entero, por muy bonita que sea. Encajes discretos o plumeti pueden ser tu opción.

Fuera camiseta básica

Es cierto que se llevan mucho las mezclas de esta con otras prendas más sofisticadas para lucir unos looks de cine. Pero recuerda, no vas al estreno de una película, vas a una boda y esta requiere elegancia y la camiseta no la aporta.

Cuidado con los atuendos demasiado llamativos

En una ceremonia se trata de ir elegante sin llamar la atención. Más vale que la llames por lo guapa que vas de manera discreta que por lo llamativa.

Prendas que no debes llevar a una boda

Escotes muy pronunciados, no gracias

Un bonito escote que insinúe es preferible a uno que lo muestre todo o casi todo. Ese tipo de escote generoso, mejor para una fiesta, pero no para una boda. Además, irás más cómoda y segura sin tener que preocuparte de mostrar de más.

Medias de rejilla, nunca

Ofrecen un look roquero y rebelde no apto para este tipo de ceremonias.

No llevar deportivas

Sabemos que son una pieza básica hoy en día para casi todo. Cómodas, juveniles… Y piensa que para aguantar todo el día o toda la noche son fantásticas, pero tendrás que renunciar a ellas para acudir a una boda. Hay multitud de zapatos cómodos y elegantes que te están esperando. Y ya sabes que para ir realmente cómoda con los zapatos que escojas, lo mejor es usar Cubretacones. Son discretos, son bonitos y no hay terreno que se les resista. Con ellos caminarás como si fueras una reina.

Prendas metalizadas y ajustadas, mejor que no

Se trata de discreción y elegancia para triunfar en este tipo de eventos, por tanto mejor renunciar a las piezas que se usan para salir de fiesta.

Aberturas sí, pero discretas

Ya lo hemos comentado, discreción y elegancia es lo que impera. Una abertura que no exceda los límites lo cumple.

Como invitada ya has comprobado las prendas que no debes llevar a una boda. Ahora solo te queda dejarte seducir por un look que te hará sentir fantástica y muy elegante.

Send this to a friend