¿Qué velo elegir para el día de la boda?

Para una novia, además de elegir el vestido de la boda, es importante seleccionar el velo que quede perfecto con el vestuario que llevará en este mágico día. Hablamos de un accesorio que no es obligatorio, pero que sí complementa el look de tu boda, ya que es muy favorecedor.

¿Elegimos velo?

En cuanto tengas ya claro cuál será el vestido de novia que deseas, hay que seleccionar el velo. Vamos a darte una serie de consejos. Desde luego que igual que el vestido, es una elección muy personal. Presta atención también a que pegue con la forma de tu cara, algo que se suelen escapar a veces:

  • Cara redonda: elige un velo que caiga sobre los dos costados de tu rostro para que la cara se haga más afilada
  • Cara cuadrada: mejor no usar velos cortos, ya que se realzan esta forma
  • Cara rectangular: opta por un velo a capas
  • Cara de pera: mejor tener volumen en la parte superior
  • Cara con forma de corazón: opta por modelos de velo con broche en la cabeza
  • Si tu cara es ovalada o con forma de diamante, te va a quedar bien el velo que elijas.

En cuanto a tu complexión, si eres alta, el velo sin duda te va a favorecer, solo debiendo ocuparte de que quede bien con tu vestido. En caso de que tu estatura sea baja, no escojas velos cortos, ya que lo acentuarán. Si tienes curvas, lo mejor es que tu velo tenga capas.

El peinado y el maquillaje también son importantes. Desde Daisyheels Cubretacones te animamos a que hagas algunas pruebas para ver si encaja el velo con tu rostro y cabello. Igualmente ten en cuenta que si el estilo de tu vestido es muy barroco (recargado), lo mejor será un velo sencillo.

¿Qué velo elegir para el día de la boda?

En cuanto al tamaño del velo, depende de cuánto tiempo lo vas a usar. Si solo lo vas a llevar en la ceremonia, opta por un velo largo. Pero si lo vestirás hasta que acabe, mejor un velo corto, ya que vas a ir más cómoda para afrontar la jornada.

En caso de que no tengas claro el tipo de velo a elegir, prueba más estilos. A veces una, con solo verse, recibe la inspiración. Recuerda siempre hacerlo en un espejo grande donde se vea la totalidad de tu cuerpo y desde todos los ángulos. Sabemos que ya lo tenías en cuenta y es, en cierta forma, evidente, pero el color del velo tiene que ser igual al del vestido.

¿Qué tipos de velo existen?

  • Velo corto: Suele llegar hasta los hombros y se usa para tapar la cara de la novia cuando camina hacia el altar.
  • Velo francés: Diseño perfecto para una novia que huye de lo convencional. Sujeto a uno de los costados de la cara.
  • Velo hasta los codos: Suele ir detrás del peinado de la novia, mejor en bodas informales.
  • Velo tipo fuente: Estilo tradicional entre las novias, recomendable para vestidos strapless.
  • Velo que llega a los dedos: Es de los más usados, cae detrás de la cintura, luciendo más su físico.
  • Velo estilo vals: Buena opción de no gustarte los largos. Suele llegar hasta la rodilla.
  • Velo tipo capilla: Se usa en bodas muy formales, algo más largo que el vestido de novia.
  • Velo tipo catedral: Suele medir 2 metros y medio, para bodas formales
  • Velo real: Llega hasta los tres metros.

Ahora te toca a ti elegir el velo para el día de tu boda. ¡Suerte en tu elección!

Send this to a friend