Rompe con las reglas de estilo de una invitada de boda

Cómo serán las bodas en 2019

¿Estás cansada de cumplir con el protocolo que rige para invitadas en este tipo de celebración? ¿Tienes un vestido blanco que te sienta fenomenal y te encantaría ponértelo pero no te atreves? No te preocupes tanto y hazlo. ¡Rompe con las reglas de estilo de una invitada de boda!

A menudo a los invitados de boda se les encorseta en rígidas medidas protocolarias en cuanto al atuendo a elegir, y en vez de ir cómodos, favorecidos y contentos con el look, sucede todo lo contrario y se sienten con un estilo que no es el suyo.

Pero este hecho puede y debe cambiar totalmente. No debemos olvidar que un enlace es la celebración del amor de una pareja con aquellos a los que más quieren. Es motivo de alegría, de gozo, de diversión, y por eso los invitados deben disfrutar en todos los sentidos, estilismo incluido.

Vamos a ver cómo acabar con este estricto esquema puede resultar todo un acierto.

Rompe con las reglas de estilo de una invitada de boda y crea tendencia

Blanco o negro no son colores prohibidos

Siempre se nos ha dicho que el blanco no porque es el color de la novia, pero nada más alejado de la realidad. Hay tanto vestidos como faldas, pantalones, camisas, tops, etc. que nada tienen que ver con el estilismo nupcial y desde luego están muy alejados de cualquier parecido a un vestido de novia. A la que por cierto, es imposible hacerle sombra. Además, la variedad cromática del blanco es muy amplia, el beige, el marfil y muchos otros también pertenecen a ella. Así que si tienes un vestido blanco que te sienta de lujo, y encima el enlace es después del verano, cuando estás morenita, no renuncies al resultado tan espectacular y disfruta sintiéndote realmente guapa.

Rompe con las reglas de estilo de una invitada de boda

Igual sucede con el negro, por su seriedad parece que únicamente se puede vestir en duelos, para trabajar o en eventos nocturnos, y esto no es así. Se trata de un color sobrio, sí, pero al mismo tiempo muy elegante y que estiliza muchísimo. ¿Otra ventaja? Le puedes añadir complementos de cualquier color y triunfarás completamente. Quién no recuerda la elegancia de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes.

Repetir prendas de vestir que has usado en alguna boda anterior

¿Se te presentan varias bodas seguidas con invitados que coinciden? Que no te salten todas las alarmas, no necesitas arruinarte. Es totalmente aceptable repetir. Para ello, hazte con un outfit de falda o pantalón y combínalos con distintos tops, o bien elige un vestido multiusos. ¡Estrenarás look en cada uno de los eventos nupciales! Y si hay algún modelito que no se pueda combinar pero te encanta como te sienta y estás deseando volver a ponértelo, no te quedes con las ganas, cambia los complementos, el peinado, maquillaje, accesorios… el estilismo, en definitiva.

Cambiarte de ropa y de calzado

No es algo que esté reservado solo para las novias. Si prefieres un look más serio para la ceremonia y otro más festivo para la celebración, no te prives, hazlo. O si es que vas incómoda con lo que llevas, no lo pienses, cámbiate y disfruta. En especial si llevas unos zapatos de tacón incómodos, no permitas que te fastidien la fiesta, quítatelos y sustitúyelos por otros. Y no te olvides que el complemento ideal si llevas tacones es Cubretacones. Con ellos no perderás ni un ápice de elegancia al caminar, sea donde sea el enlace.

Ya has visto lo sencillo que es. Rompe con las reglas de estilo de una invitada de boda y disfruta a tope de un evento magnífico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *